Copoazú marca el futuro productivo de Madre de Dios

Comunidad El Progreso, con la marca comercial Raices Tambopata, apuesta por la consolidación de la pulpa de copoazú y sus derivados en la Expo Amazónica 2019

578
0
Compartir
El copoazú y sus derivados son las principales apuestas de la asociación El Progreso de Madre de Dios. Foto: Difusión

La Asociación de Agricultores Agropecuarios de la Comunidad El Progreso de Madre de Dios tiene como metas consolidar la marca comercial “Raices Tambopata”, el consumo del copoazú y derivados en la Expo Amazónica 2019, donde llegan por quinto año consecutivo y mentalizados en obtener, en los próximos meses, el certificado orgánico que les abrirá nuevos mercados.

El presidente de El Progreso, Edgar Soncco Quispe, no oculta su emoción al ver cómo la asociación, que nació el 4 de mayo del 2004 y alberga actualmente a 38 socios, ha logrado posicionarse en la capital de la Biodiversidad, pese a las dificultades que implica dedicarse a la agricultura en una región golpeada en los últimos años por la minería ilegal.

“Para nosotros, para la asociación, es un orgullo. Con tantos percances y sacrificios que hay en el campo, hemos laborado. Nos sentimos orgullosos por este producto”, expresa Sonco Quispe.

Además, con el ayni -método ancestral de nuestra serranía, cuya particularidad es el trabajo de grupos de familia en favor de otra de la misma comunidad- como base para la distribución de las labores, estos agricultores demuestran un trabajo de solidaridad en más de 60 hectáreas dedicadas al también llamado cacao blanco.

Camino a la industrialización

El deseo de El Progreso, menciona su presidente, es que el copoazú llegue a industrializarse y que sea parte de los productos bandera de Madre de Dios. Aunque reconoce que es necesario la articulación entre diferentes instituciones del Estado y del sector privado, ellos se preparan para cuando llegue el momento.

Gracias a la asistencia técnica de Cáritas Madre de Dios, la pulpa y el bitter de chocolate (chocoazú) cuentan con registro sanitario. Asimismo, la comunidad viene recibiendo una inducción para conocer las ventajas del certificado orgánico. De no presentarse inconvenientes, todo el proceso debería finalizar en marzo del 2020.

Para Laura Ramírez, encargada del área de proyectos de Cáritas Madre de Dios, la comunidad El Progreso, con la que trabajan desde el 2006, representa diferentes oportunidades de articulación en la región amazónica, gracias a los resultados obtenidos con el programa Minam+CAF del Ministerio del Ambiente; y un plan de negocio con Agroideas del Ministerio de Agricultura y Riego.

Futuro alentador

Los miembros de El Progreso están convencidos de que el futuro y la sostenibilidad de Madre de Dios está en el desarrollo de la agricultura. Por eso, para dar dinamismo al sector y, además, no depender de un solo producto, trabajan con cacao, piña, naranja, lima, castaña, etc.

“Se fue la madera, el caucho y la minería ilegal. Ahora nos queda la agricultura. Hay que apoyar y enfocar para que salgan (exportar) los productos”, concluye Edgar Soncco.

Los productos de la comunidad El Progreso serán exhibidos en la feria más grande de la selva, la Expo Amazónica 2019, bajo el nombre Raíces Tambopata, comercializados por la Cooperativa de Servicios Múltiples Sur Oriente (Coopssur), que también alberga otras cuatro asociaciones de las localidades de Mavíla, Santa Rosa, Alegría y Lucerna, ubicadas en la provincia de Tambopata, Madre de Dios.

Comments

comments

No hay comentarios