viernes 7/8/20

MIMP brinda servicios a víctimas de trata con fines de explotación sexual en Madre de Dios

A través de la Unidad de Protección Especial (UPE) Madre de Dios y el Programa Nacional para la Prevención y Erradicación de la violencia contra las mujeres e integrantes del grupo familiar - Aurora.
Foto: RPP
Foto: RPP

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), continúa trabajando, a pesar de la emergencia sanitaria por el COVID-19, brindando servicios para los niños, niñas, adolescentes y mujeres víctimas de trata de personas con fines de explotación sexual.

En ese sentido, el proceso para las víctimas menores de edad luego de ser rescatados es pasar  por una investigación tutelar en la Unidad de Protección Especial (UPE) Madre de Dios, los cuales determinan si los niños, niñas y adolescentes deben ser albergados en el Centro de Atención Residencial (CAR).

En el caso de Madre de Dios, existe un centro especializado para niños, niñas y adolescentes víctimas de trata, que se inauguró el año pasado en el marco de la operación Mercurio contra la minería ilegal.

Por otro lado, en el caso de mujeres mayores de edad, el primer paso lo da la Fiscalía Especializada en Trata, que les ofrece protección a través de la Unidad de Atención de Víctimas y Testigos (UDAVIT), que pone a disposición de las víctimas asesoría psicológica y trabajadores sociales; además de un alojamiento seguro. La persona rescatada tiene la decisión de colaborar o no en la investigación para el proceso judicial del tratante. De aceptar, contará con el servicio de apoyo de la UDAVIT. En caso decline, ellos coordinan con Aurora para abordar el caso, brindando orientación emocional y registrando sus datos para un posterior un monitoreo psicológico y social que vele por su calidad de vida.

Víctimas son menores de 25 años

La jefa territorial de Madre de Dios del Programa Nacional para la Prevención y Erradicación de la violencia contra las mujeres e integrantes del grupo familiar - Aurora, del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Virginia Rojas, reveló que el principal grupo poblacional que se ve afectado por la trata de persona con fines de explotación sexual son adolescentes y mujeres menores de 25 años. Los aspectos tomados en cuenta para construir este perfil son la vulnerabilidad económica, el desempleo, la pobreza y el número de hijos.

Asimismo, Rojas manifestó que la población mayoritaria que es víctima de este delito proviene de zonas altoandinas colindantes como Cusco, Puno, y también Arequipa. Por otro lado, al tratarse de una región fronteriza, hay ciudadanas que llegan desde Bolivia, Brasil, y Venezuela.

“Madre de Dios es un departamento de destino para la explotación, difícilmente será un departamento donde se capten víctimas, pero tampoco se puede descartar. La tendencia estadística demuestra que la población de los departamentos altoandinos más cercanos a Madre de Dios, es captada para fines de explotación sexual en zonas donde se practica la minería ilegal o informal”, explicó Rojas.

Finalmente, en el marco del Día Mundial contra la trata, la coordinadora de Aurora recomendó sospechar de aquellas ofertas de trabajo que ofrecen un sueldo alto con poca experiencia, que brinde alojamiento, comida y transporte, pero no indique la ubicación o el nombre del lugar de trabajo. Agregó que también hay que sospechar de esos empleos donde solo hay una sola forma de contactarse con el empleador, que en muchas veces es un solo número de celular.

Además, hizo un llamado a los padres de familia a proteger a sus hijos, de una manera asertiva y comprensiva, para evitar que puedan caer en estos anuncios engañosos que podrían llevarlos a posibles situaciones de riesgo.

Recalcó que de conocer algún caso, las personas pueden comunicarse con la línea 100 del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, o a la línea 1818 del Ministerio del Interior, que ha sido creada específicamente para denunciar este delito.

MIMP brinda servicios a víctimas de trata con fines de explotación sexual en Madre de Dios
Comentarios