domingo 1/8/21

Madre de Dios: Indecopi registra saberes ancestrales sobre recursos biológicos de comunidades nativas

Pertenecientes a las comunidades nativas de Infierno y Shintuya.

Foto: Dircetur Madre de Dios
Foto: Dircetur Madre de Dios

La presidenta del Consejo Directivo del Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi), Hania Pérez de Cuéllar, junto con su comitiva, llegaron hasta la comunidad nativa de Infierno, en Madre de Dios, para efectuar la entrega de los registros de conocimientos colectivos sobre usos y propiedades de recursos biológicos desarrollados por los pueblos indígenas.

Estos certificados de Conocimientos Colectivos de Pueblos Indígenas fueron entregados a las comunidades de “Infierno” y “Shintuya”, y  representan una fuente de información que permitirá la defensa del conocimiento intelectual e industrial de estos pueblos con relación a sus saberes colectivos, además de cooperar con la preservación de los mismos.

Hasta la fecha, se han entregado 337 títulos de registro de conocimientos colectivos vinculados a usos y propiedades de recursos alimenticios, medicinales, textiles y espirituales, en la región amazónica.

En palabras de la titular de Indecopi, los registros son equivalentes a títulos de propiedad cuyo propósito es salvaguardar el conocimiento generado dentro y por las comunidades. Asimismo, mediante este mecanismo, se aspira que en el futuro las comunidades puedan valorizar económicamente los registros e incluso hacer patentes.

“Todos los registros e instrumentos de propiedad intelectual tienen como objetivo poner en valor económico los mismos’’, acotó.

La titular de Indecopi precisó que el registro de los conocimientos ancestrales, además de proteger la autoría de los mismos, cumple con un fin aún mayor: 'El empoderamiento de las comunidades sobre su propiedad intelectual’, que en ocasiones pasadas ha sido vulnerada. Agregó que, a futuro, la tarea de patentar estos saberes en el Perú y por peruanos, recaerá sobre las autoridades de turno.

‘’Tenemos un caso muy triste. La uña de gato es una planta peruana que terminó siendo patentada en Japón. Nuestra riqueza biológica [..] debemos protegerla. Vienen algunos científicos foráneos y de alguna manera se 'roban’ estos saberes y luego los patentan’’, sentenció.

Madre de Dios: Indecopi registra saberes ancestrales sobre recursos biológicos de...
Comentarios