sábado 6/3/21

Médicos de EsSalud Madre de Dios salvan a niño de 7 años tras extirparle casi un kilo de parásitos

Este es el segundo caso de áscaris lumbricoides que se presenta en la región durante la pandemia por el COVID-19.
 
Foto: EsSalud Madre de Dios.
Foto: EsSalud Madre de Dios.

Un equipo de especialistas de la Red Asistencial EsSalud Madre de Dios extirpó cerca de un kilogramo de parásitos alojados en los intestinos de un niño de 7 años en el hospital Víctor Alfredo Lazo Peralta de Puerto Maldonado. 

Por más de dos meses, los padres del pequeño lo llevaron a consultorios privados por los fuertes dolores abdominales y diarrea que presentaba. Sin embargo, ante el agravamiento de sus síntomas decidieron trasladarlo al nosocomio.

Tras ser sometido a una tomografía helicoidal de emergencia, los médicos intervinieron quirúrgicamente al menor retirando 900 gramos de áscaris lumbricoides o lombrices intestinales de su colon e intestino delgado, que le causaban una severa obstrucción abdominal. Luego de la cirugía que duró 1 hora y 20 minutos, el niño pasó a sala de recuperación y su evolución fue favorable.

El áscaris lumbricoides es una de los principales especies de helmintos que se transmiten por los huevos presentes en las heces de las personas infectadas que contaminan el suelo de las zonas con malos sistemas de saneamiento. Los gusanos adultos viven en el intestino, donde producen miles de huevos cada día. 

El cirujano general Efraín Chura, quien dirigió la cirugía del menor, explicó que la presencia de los parásitos en el interior del cuerpo del pequeño puso en peligro su vida. “Por los vómitos que presentaba, los parásitos pudieron haber ingresado a sus pulmones y asfixiarlo”, indicó. 

Asimismo, dijo que la presencia de gran cantidad de áscaris lumbricoides produce una inflamación intestinal y puede causar una infección severa. “Actualmente el niño está ganando peso y presenta un buen estado de salud general. Además, recibe tratamiento y control por pediatría”, mencionó.  

El especialista explicó que este es el segundo caso de parásitos en un niño que se presenta en la región durante la pandemia. El anterior fue el de un menor de 4 años al que le extrajo un kilo de áscaris lumbricoides en agosto del año pasado.

Al respecto, Chura Chata exhortó a los padres de familia a llevar a sus hijos a sus controles médicos respectivos cada seis meses, realizar la desparasitación oportuna, lavado de manos constante y cuidados necesarios para evitar este tipo de cuadros que ponen en peligro la vida de los niños.  

Médicos de EsSalud Madre de Dios salvan a niño de 7 años tras extirparle casi un kilo...
Comentarios