miércoles. 17.04.2024
Foto: Mateo Vicente
Foto: Mateo Vicente

Desde el Parque Nacional del Manu, el presidente de la comunidad nativa de Yomibato, Mateo Vicente, protestó por el desaire que el Gobierno Central protagonizó en contra de su comunidad, al faltar a su promesa de enviar material educativo para sus jóvenes escolares. Donativos iban a ser enviados por helicóptero el jueves 21, pero se postergó hasta en dos oportunidades y sin haber hasta ahora resultados. 

“Nos habían dicho que iban venir autoridades para una mesa multisectorial, sin embargo, no se ha concretado. Se había programado para el día 21, pero nos dijeron que se postergó para el sábado, y luego nos informaron que no será posible. Y en esta comisión que iba a venir traían varios donativos para los colegios. Por qué nuevamente nos hacen lo mismo”, declaró Mateo Vicente en Radio Madre de Dios

Desde el inicio de clases, Vicente y otros líderes de su comunidad recalcan que son necesarios los materiales educativos más básicos, como cuadernos. “Si ya todo estaba planeado, no sé por qué ha habido un cambio”, cuestionó el líder de la comunidad a propósito del incumplimiento del Gobierno Central. 

La comitiva oficial que iba a pasar por Yomibato, según el presidente de la comunidad, pensaba arribar también a otras comunidades, como Maizal y Tayacome, pero hasta hoy la fecha de su llegada es incierta. 

“Cuando lo postergaron nos dijeron que iba a ser el sábado, pero luego nos comentaron desde Cultura que se postergó y hasta ahora no hay fecha”, agregó. 

Mateo Vicente comentó que su comunidad sigue dispuesta a vender la madera tipo tornillo al Gobierno Regional para construir un centro educativo secundario, pero a un precio justo. “Nosotros hemos respondido que sí podemos dar la madera, pero al precio justo y tal como dice en el expediente”, recalcó. 

“Nos dicen que consideran ese precio (S/0.30) porque tienen un presupuesto muy bajo y no se han considerado algunos materiales, por eso quieren rebajar a ese precio”, contó Vicente. 

En Yomibato denuncian que el Gobierno faltó a su palabra al no enviar útiles escolares