domingo. 29.01.2023
Imagen: Flash Madre de Dios
Imagen: Flash Madre de Dios

Sin poder movilizarse mucho para trabajar y con la urgencia de llevar un pan a la boca de cada uno de sus hijos, pobladores de Madre de Dios continúan buscando su principal instrumento de transporte: la gasolina. Pero también exigen una supervisión a los pocos que la tienen y la venden.

“Tenemos hijos que mantener, están estudiando y no hay cómo salir al campo. No hay cómo salir a trabajar”, se quejó un ciudadano que se sumaba a la cola de clientes que anhelaban conseguir un poco de combustible, la mañana de del último viernes, en uno de los grifos de Puerto Maldonado.

Un mototaxista, también a la espera de proveerse de gasolina, dijo haber recorrido día y noche la ciudad, dejando inclusive de prestar el servicio de transporte, lo cual ayuda económicamente a su hogar. Lo mismo enfrentó una pobladora, quien dijo haber hasta dormido en la carretera hacia Cusco, solo por esperar la disposición de gasolina en un grifo.

“Debemos tener combustible si quiera para movilizarnos. Y algunos, teniendo combustible, no nos quieren vender; se aprovechan”, advirtió otra ciudadana. “Estoy buscando combustible desde hace 3 o 4 días. Venden a 60 soles un galón, por eso se tiene que supervisar a todos los grifos”, recalcó.

Imagen: Flash Madre de Dios

“Las autoridades deben caminar por todos los grifos que tienen combustible, porque todos tienen, pero se ponen de acuerdo para vender a un precio alto”, acusó otro vecino, notoriamente molesto.

En Puerto Maldonado, instituciones como Osinergmin, la Prefectura, Indecopi o la Defensoría del Pueblo llevaron a cabo un operativo el pasado fin de semana para descartar cualquier especulación de precios.

“Estamos haciendo una verificación de los establecimientos de combustible para ver si ya no tienen para abastecer al público, dado que hay una gran necesidad en Puerto Maldonado. Y sí, hemos estado en varios grifos y hay muy poca gasolina”, confirmó el Defensor del Pueblo en Madre de Dios, Guimo Loaiza.

“La preocupación es única, todos estamos en la misma condición. Todos son insumos que necesitamos todos”, dijo, por su parte, un ingeniero de Osinergmin, también presente en el operativo.

Sofocada por la falta de combustible, Puerto Maldonado exige la supervisión de sus grifos
Comentarios