martes. 28.05.2024
Imagen: Flash Madre de Dios
Imagen: Flash Madre de Dios

Embargado de impotencia, el presidente del Frente Unificado de Trabajadores de Salud del Hospital Santa Rosa, Omar Soto, pidió públicamente el apoyo de la sociedad civil para exigir cambios urgentes en el sistema de salud. Según reveló, el cuerpo médico, a base de reclamos, logró que el Gobierno Regional aumente el presupuesto que iban a destinar a este nosocomio desde el año pasado. 

“Hemos repetido varias veces el problema frente al gobernador, la Contraloría, el Minsa, ya no sabemos a quién decirle para que solucione esto”, dijo, en medio de todo. 

“Debemos formular una programación presupuestal para que el hospital tenga los recursos necesarios. El Goremad el 2023 nos dio 2 millones, cuando necesitamos 36 millones, quiere decir que el presupuesto no nos alcanzaba la luz, el agua o el teléfono. Con el cuerpo médico hemos estado tocando las puertas del Goremad para que reformule, y hemos logrado que reformulen”, recordó Soto. 

El sindicalista recordó también que el área de Emergencias del hospital ha colapsado. “La emergencia ha colapsado hace mucho tiempo, carece de especialistas y equipamiento, de una organización, hay medicamentos e insumos restringidos. Esta situación, ante alguna emergencia, no hay atención, existen obstáculos, no hay neurocirujano ni tomógrafo. El paciente tiene que sacar plata de donde no tiene y llevar al paciente a Cusco o a Lima. De lo contrario, tiene que esperar a lo que decida Dios”, advirtió. 

“Esta problemática se la hemos planteado al gobernador en reiteradas oportunidades, que intervenga el Goremad para darle al hospital la categoría que le corresponde. Hemos pedido por diferentes medios de prensa la intervención de la sociedad civil, hemos recibido algunos llamados o apoyo moral, pero eso no alcanza, necesitamos que todos los gremios puedan apoyarnos a los sindicatos para que de esa manera hacerle entender a la primera autoridad de Madre de Dios necesita una política de salud regional”, declaró. 

“El seguro integral de salud dice ‘cero costos para el bolsillo’, pero hay que comprar los medicamentos o los instrumentos”, protestó Soto. “La ambulancia la debe pagar el usuario, o la enfermera que acompaña al paciente. La sociedad básicamente resuelve su problema de acuerdo con sus condiciones, pero no hacemos un trabajo social, de comprometernos a mejorar esto”, lamentó. 

Sindicato del Hospital Santa Rosa: "Otros gremios deben sumarse a nuestros reclamos"