lunes. 28.11.2022
Imagen: Flash Madre de Dios
Imagen: Flash Madre de Dios

Desde Tahuamanu, precisamente en Shiringayoc, vecinos informaron que una mujer de 38 años, Julia Chota Herrera, fue encontrada sin vida, víctima de la violencia ejercida por su propio conviviente, Nilo Barrientos Trigoso.

Los dichos fueron confirmados por agentes policiales y, más tarde, ratificados por el coronel Wilder Rodríguez Arapa, jefe encargado de la Macrorregión Policial de Madre de Dios.

“El conviviente la ha agredido con un arma blanca, impactando con ciertas puñaladas en el cuerpo de la víctima. Entonces ella empezó a desangrar y eso ha sido el motivo de su fallecimiento”, detalló.

El acusado “ha fugado, pero tenemos todos sus datos y estamos en proceso de búsqueda... pero tenemos un pequeño problema en el sentido de que, como está cerca de la línea de frontera, este pueda haber pasado al lado boliviano”.

Gracias a información de testigos, Rodríguez Arapa sostiene que “podemos solicitar, a través del Ministerio Público, una detención preliminar para efectos de continuar con la investigación y definir su prisión si es que ya lo ameritara, después de su captura”.

Mientras la Policía da con el paradero del presunto feminicida, en la UPIS Juan Pablo 23, La Joya, la muerte de un repartidor de gaseosas sigue conmoviendo a los vecinos. Producto de un supuesto asalto, la víctima, un joven de alrededor de 22 años, fue abatido también por un arma punzocortante.

El último domingo “ha fallecido una persona con arma blanca, con objeto punzopenetrante”. En este caso, el agresor también se  dio a la fuga, pero horas más tarde la PNP lo capturó, incautándole un celular, un vehículo menor y prendas de vestir con manchas de sangre, que son materia de proceso pericial, en el cual se va a determinar la relación existente con la víctima, de acuerdo al coronel Wilder Rodríguez Arapa.

“Ello está en investigación, el sujeto sigue detenido y ya su situación se va a determinar; él está todavía en la Policía. El fiscal tendrá que presentar la prisión preventiva como corresponde y sustentarlo ante el juez para que disponga la prisión en las próximas horas”, comentó Rodríguez.

Mientras tanto, el acompañante del trabajador fallecido, quien conducía el vehículo que almacenaba las gaseosas al momento del incidente, fue también herido, pero finalmente recuperado, y hoy por hoy colabora con las pesquisas, según la autoridad policial.

En cambio, al que falleció el último domingo “se presentó herido, le rozó la parte abdominal y el disparo ha continuado su trayectoria, impactando a la altura del páncreas y causando un shock hipovolémico, que ha sido causal de muerte del joven repartidor”, comentó Wilder Rodríguez Arapa. Dicho problema se refiere a la pérdida grave de sangre.

Un presunto feminicidio y un asalto enlutaron a Madre de Dios este fin de semana
Comentarios