martes. 21.05.2024
Foto: El Comercio
Foto: El Comercio

En los últimos tres años la minería ilegal irrumpe crecientemente en 7 de los 11 distritos de la región Madre de Dios, según una investigación realizada por la iniciativa Unidos por los Bosques, de la Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible (FCDS-Perú), que fue presentada junto con la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP).

Según el informe "Minería ilegal en la Amazonía peruana", esta actividad ilícita se estaría desarrollando en los distritos de Tambopata, Las Piedras, Inambari, Laberinto, en la provincia de Tambopata; Manu, Huepetuhe, Madre de Dios, en la provincia de Manu. Según la información revisada, la minería ilegal se ha desplazado principalmente a comunidades nativas y áreas periféricas del corredor minero.

Solo entre el 2021 y el 2022 en Madre de Dios se han perdido 18 421 ha de bosque debido a la actividad minera, de las cuales el 76.6 % ocurrió al interior de las zonas permitidas para minería, mientras que el 23.4 % restante se dio en zonas fuera de las permitidas (comunidades indígenas, zonas de amortiguamiento, concesiones forestales, etc.), según lo contabilizado por ACCA.

En la evaluación de nivel de riesgo de lavado de activos 2011-2021, desarrollado por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), la región Madre de Dios es la única calificada como de riesgo muy alto. Específicamente para el delito precedente de minería ilegal, durante esa década, la UIF reporta un acumulado del monto comprometido en los informes de inteligencia financiera de US$ 1748.2 millones para este departamento.

El último reporte de monitoreo de cultivo de hoja de coca presentado por Devida evidencia que Madre de Dios es la región con el mayor incremento porcentual de superficie de hoja de coca con un 274 % respecto al 2021 (+921 ha). Las áreas identificadas se ubican en el corazón de la zona minera de dicho departamento, entre ellos los distritos de Inambari, Madre de Dios y Huepetuhe.

Cabe precisar que esta región es la que tiene la mayor cantidad de mineros en proceso de formalización a nivel nacional con 9255 registros de inscripción, de los cuales el 77.9 % se encuentra suspendido por no haber cumplido con la normativa; Incluso, 4 de los 5 requisitos para formalizarse tienen un incumplimiento por encima del 99 %, por lo que el avance del proceso de formalización es mínimo.

 

Cifras amazónicas

A nivel de la Amazonía, según el informe, 22 ríos amazónicos están siendo impactados negativamente por la minería ilegal. Entre los ríos afectados figuran el Marañón, Huallaga, Santiago, Nanay, Napo, Inambari y Putumayo. El 91 % de los casos se trata de extracción de oro, principalmente minería aluvial en cuerpos de agua para lo cual se utilizan dragas de diversos tamaños.

El informe también documenta las vinculaciones que existen entre la minería ilegal y otros delitos como el narcotráfico, la tala ilegal y, sobre todo, crimen organizado; así como la afectación a la salud de las personas por el contacto directo e indirecto con el mercurio y la proliferación de enfermedades transmisibles como el dengue y la malaria.

El especialista técnico de la FCDS-Perú, Martín Arana, explicó que la tendencia creciente de esta actividad ilícita en todas las regiones amazónicas pone en riesgo a las personas, los bosques, la biodiversidad, la paz social y la gobernabilidad, por lo que se requiere una urgente intervención de todas las instancias de Gobierno y de organismos autónomos como el Ministerio Público.

FCDS-Perú: Minería ilegal se expande en 7 de los 11 distritos de Madre de Dios