sábado. 25.06.2022
Foto: Andina
Foto: Andina

La encargada del programa materno en el Hospital Víctor Alfredo Lazo Peralta de EsSalud, la obstetra Diana Gonzáles Ávalos, informó que desde ayer hasta el domingo 22 de mayo se celebrará la Semana de la Maternidad Saludable, Segura y Voluntaria, por lo cual la institución llevará a cabo una serie de actividades de capacitación sobre el estado preconcepcional, el embarazo y el puerperio, es decir, el postparto. 

Según González, desde las 10 de la mañana de este sábado 21, por ejemplo, se brindará información a las gestantes en general sobre todos los detalles de la preparación para el parto, es decir, qué especialistas participan y por qué. 

Así mismo, el objetivo es reforzar la lactancia materna, la importancia de las vacunas para los recién nacidos y la presencia de la familia alrededor de todo ese proceso. 

A su vez, la obstetra Diana Gonzáles comentó sobre la pertinencia del parto vertical, o el también llamado parto humanizado, en tiempos de salud moderna, incidiendo en que existe una normativa a favor de esta práctica. “Se creó una normativa a favor del parto humanizado. Es para que el personal de salud se adecúe a la cultura de la paciente, y puedan tener sus partos hospitalarios, pero con el énfasis de que no se pierda la cultura, por eso se da el parto vertical, con acompañamiento, ya que en la selva la mayoría de pacientes son de comunidades nativas”, declaró la especialista. 

Sin embargo, lamentó que en el Ministerio de Salud “no están haciendo un parto con acompañamiento y un parto vertical, de acuerdo con la normativa, porque incluyen espacios y que el personal esté de acuerdo con estas prácticas... porque no solo es la obstetra, también está el médico, la enfermera y el técnico”. 

“Hay un tema de gestión y también de que el personal debe tener la apertura de realizar estas buenas prácticas que favorecen a la paciente”, concluyó Gonzáles. 

“Los profesionales nos han enseñado el parto horizontal. En cambio, uno vertical es mucho mejor para la paciente, pese a que el personal se encuentra más incómodo”, aseveró la especialista. 

Y detalló: “Los beneficios de un parto vertical o humanizado empiezan por un menor tiempo de dilatación (del cuello uterino). A veces hay señoras que están dos o tres días con aparentes contracciones, sumándole el hecho de estar parado o caminando. Pero la dilatación se disminuye en tiempo. El parto es más rápido. Y hay una disminución en los cortes que se hacen también. El 80 % de partos verticales no necesita de la episiotomía”. 

Madre de Dios: EsSalud iniciará talleres de capacitación para mujeres gestantes
Comentarios