miércoles. 17.04.2024
Foto: TelepuertoNoticias
Foto: TelepuertoNoticias

En medio de la incertidumbre por los bloqueos del tránsito y la falta de combustible, el jefe de la oficina regional de Osinergmin, Efraín Frisancho Pereyra, observó ciertos aspectos de la posible importación de gas de Brasil o Bolivia, mientras actualizó el panorama adverso para los vehículos que transportan este necesario insumo en Madre de Dios.

“Se nos preguntó si una persona puede traer combustible. Y la respuesta es sencilla: sí se tiene la facilidad de importar combustible de cualquier parte del mundo”, dijo.

“Adolecemos de una planta de abastecimiento, pero se podría dar el caso de una situación especial. Igual con el GLP. Aquí hay una empresa con permiso como importadora y con una planta envasadora”, aclaró.

Sin embargo, para Frisancho, el problema podría radicar en que el combustible de países vecinos no comparte necesariamente “las mismas características en cuestión de calidad”.

“En Madre de Dios es más gasolina, por el tema de la humedad y nuestro clima. En Brasil más comercializan el etanol. En el caso de biodiesel también. En Bolivia todavía usan otro tipo de biodiesel”, afirmó.

Por otro lado, Frisancho confirmó que, hasta el momento, no existe más ‘stock’ de gasolina de 84 octanos, pues se terminó el 30 de enero, el mismo día que fue traído. “Los demás combustibles lamentablemente estamos con un stock cero, no existe ningún otro establecimiento con combustible para comercializar”, añadió.

En medio de la carretera, existen 10 mil balones de gas que podría prepararse, según Frisancho. Y en el caso de gasolina, se podría disponer de hasta 17000 galones para tres establecimientos distintos en Puerto Maldonado, acotó.

También comentó que la compra de combustible a favor de Madre de Dios se tramita bajo un procedimiento especial y con motivo de exonerarse del IGV. “En situaciones regulares tenemos la Ley de la Amazonía. Para que esta surta efecto, el producto debe ser comercializado en Madre de Dios, pero para ello Petroperú realiza una transferencia, mueve un producto de un lugar a otro, pero mantiene la posición del producto con la empresa y acá recién se vende”, explicó.

Dudan de la calidad de combustible que se podría importar de Bolivia o Brasil