miércoles. 17.04.2024
Foto: Diresa Madre de Dios
Foto: Diresa Madre de Dios

Tras las constantes alertas de desborde de ríos en Madre de Dios, Iñapari, en la provincia de Tahuamanu, fue la primera en sufrir las inundaciones por las lluvias y los subsecuentes desbordes de los ríos. En esta localidad, los caudales de los ríos Yaverija y Acre, en la frontera con Brasil y Bolivia, golpearon a cerca de 200 familias, según un cálculo del propio alcalde provincial, Darío Copa Alarcón. 

“En estos momentos Iñapari se encuentra totalmente inundado y aún persiste el aumento del volumen de los ríos. Estamos en alerta roja, ya estamos casi al nivel 10. Casi el 70 % de la población está inundad, incluyendo colegios, municipalidad, Poder Judicial, Banco de la Nación, centro de salud y la PNP. En estos momentos estamos muy preocupados por hasta dónde va a llegar el agua”, expresó el alcalde. 

Copa sostuvo que no ve un fenómeno de similares características, pues años pasados se presentaba con menor impacto. “Ya van cuatro veces, pero sin esa magnitud. El choque de dos ríos hace que colapse y regrese el agua a Iñapari, y al regresar lo estanca y el resto de agua que se carga inunda. El nivel del agua sube, es sorprendente”, dijo.

 

No esperaba tanto

“Como estaba pronosticado, había lluvias por cuatro días consecutivos. Pero ayer hubo una lluvia intensa, y a las 4 de la tarde citamos a toda la población para evacuar, con acompañamiento de la PNP y Serenazgo. Sin embargo, hay exceso de confianza y solo algunos se han puesto a buen recaudo, sin pensar que iba a ser de esta magnitud”, detalló. 

Entretanto, indicó que las coordinaciones con Defensa Civil se activaron apenas sucedió el desastre. “El Gobierno Regional nos facilitó dos camionetas. Ahora, la municipalidad y todas las áreas evacuaron sus máquinas, computadoras, etc.”, acotó. Pero el gran problema es otro. “No tenemos para poder registrar a los damnificados. No tenemos instrumentos necesarios. Posiblemente después lo haremos, mañana. Pero se presume que 200 familias están afectadas”, reveló.

 

Auxilio

“Sí invocaría de que en este momento nos sentimos abandonados por el Gobierno Regional. Ya solicité, se nos ha hecho llegar carpas, pero no basta con eso. Que se declare en estado de emergencia, porque así no se puede hacer nada. Necesitamos la presencia del gobernador, la energía eléctrica y agua potable. Hay gente a la intemperie”, alertó Copa.

 

Pronóstico actualizado

Desde hoy, viernes 23, al domingo 25 de febrero se espera nuevamente lluvia de moderada a fuerte intensidad en la selva centro y sur, siendo Madre de Dios el punto focal más crítico. Esta precipitación estará acompañada de descargas eléctricas y ráfagas de viento con velocidades cercanas a los 40 km/h., de acuerdo con Senamhi, 

“El viernes 23 de febrero, se prevén acumulados de lluvia cercanos a los 45 mm/día en la selva centro y valores alrededor de los 55 mm/día en la selva sur”, pronosticaron. 

Iñapari sufre inundaciones y su alcalde pide ayuda para socorrer a 200 familias