domingo. 04.12.2022
Foto: agraria.pe
Foto: agraria.pe

En la intersección de la avenida 15 de Agosto con el jirón San Martín, a partir de las 9:30 de la mañana de hoy, la Federación de Productores de Castaña de Madre de Dios (Feprocamd) marchará hacia las sedes de la Prefectura y el Ministerio del Ambiente (Minam) de Puerto Maldonado con el propósito de manifestar su rechazo a la regulación de los ingresos económicos de los bonos de carbono.

Juan Carlos Griffa, presidente de la Feprocamd, aseguró que la medida responde a “la inacción del Estado, en este caso del Minam, a través de la Dirección de Cambio Climático, que está soltando algunas normas donde nos quieren controlar las ventas de créditos de carbono que realizamos al mundo”.

Estas ventas, que benefician económicamente a muchas familias en Madre de Dios, no deja de permitir que las empresas privadas, desde cualquier rincón del mundo, financien proyectos de reforestación o de cuidado de bosques y obtengan certificaciones ambientales.

El problema de querer regular, precisamente, parte de esa financiación, es lo que hoy se ha vuelto un dolor de cabeza para Juan Carlos Griffa y cientos de castañeros, quienes han ido a Lima a reunirse con funcionarios del Minam, pero que hasta el momento no les han dado una salida, según declaran.

Pero a vísperas de la movilización, Griffa confirmó a Radio Madre de Dios que el Minam invitó sorpresivamente a una reunión y un diálogo entre castañeros el 20 de noviembre.

“Se ha viajado en enero, febrero, marzo... y hasta ayer no teníamos ninguna comunicación, pero no sé, por arte de magia, ya habiendo escuchado nuestros reclamos, nos llegó una invitación para abrir un diálogo el 20 de noviembre en Lima”, dijo.

Para Griffa, la importancia de los bonos de carbono obedece al hecho de garantizar el cuidado de los bosques a través de la financiación de empresas privadas y la obtención de sus certificaciones, mientras se beneficia a cientos de hogares, en este caso, a los de 400 castañeros agrupados en la federación.

“Para nosotros es cuidar, proteger al bosques y de acuerdo a eso las empresas privadas nos pagan”, afirmó Griffa. A modo de ejemplo, comentó que si alguien tuviera una fábrica de aviones y esta contamina el medio ambiente, para tener permiso de operar tendrá que obtener un certificación, cuya certeza sea la de que en algún país del mundo esté financiando el cuidado ambiental.

“El Estado, a través del Minam, nunca nos dio ni un centavo para cuidar los bosques, por eso hemos apostado por una empresa privada. Pero el Estado ya ha visto que hay recursos y pretende administrarlos”, reclamó.

También mencionó que el congresista Eduardo Salhuana los intenta respaldar a partir de un proyecto de ley que bloquea cualquier intento del Minam para controlar esos recursos económicos. “Si estuviera vendiéndose a buen precio la castaña, el Minam ya estaría metiendo su cuchara, su ley, su norma”, opinó.

Hoy inicia marcha de castañeros para defender ingresos por bonos de carbono
Comentarios