lunes. 24.06.2024
John Florez, jefe del Parque Nacional del Manu. Imagen: Radio Madre de Dios
John Florez, jefe del Parque Nacional del Manu. Imagen: Radio Madre de Dios

Pese al buen cuidado que ejercen los guardaparques locales al Parque Nacional del Manu, no dejan de notarse ciertas amenazas ambientales contra esta área natural. John Florez Leiva, jefe del Parque Nacional del Manu, comentó que la más grande es la que se observa en los cultivos ilícitos de hoja de coca en el entorno de la reserva. 

“Hay amenazas, no estamos libres de eso, y la amenaza potencial es el incremento de cultivos ilícitos al entorno, como en la cuenca de Alto Madre de Dios, este incremento del cultivo de la hoja de coca es de la que hay que cuidarnos”, dijo. 

“La otra amenaza hacia la parte andina del parque son los incendios forestales. En Cusco, cada año, los incendios se duplican. Por ahora no tenemos incendios en el parque y en la zona de amortiguamiento, pues las personas están cuidando su propio territorio”, resaltó Florez. 

Por otro lado, recordó también que los proyectos de infraestructura vial pueden representar también una amenaza si no se trazan con sensatez sobre las áreas naturales. “Trae desarrollo, pero también está el tema de facilitar la extracción de recursos forestales; donde ha llegado la carretera se ha terminado las especies maderables de importancia económica, como el cedro, la caoba en algunas partes”, observó. 

“Todos tenemos que generar desarrollo porque el fin de las áreas protegidas es atender las necesidades humanas. La carretera es importante para dinamizar la economía, pero también sirve mucho para la extracción, para facilitar el transporte de insumos para acciones ilícitas, ahí es donde tenemos que articular esfuerzos entre las instituciones”, enfatizó Florez. 

El especialista instó a las autoridades regionales y nacionales a esforzarse para concretar la legalización de las actividades económicas que se ejecutan en el parque. “La propuesta de la carretera es una demanda, así como la integración de Manu a la capital, es un pedido lógico de la población, pero hay que poner las salvaguardas”, advirtió. 

"Los cultivos ilícitos son la amenaza potencial del Parque Nacional del Manu"