miércoles. 29.05.2024
cropped-dfgdg
Foto: https://machiguenga.wordpress.com/

Una situación indignante afronta en estos momentos la comunidad machiguenga, tras conocer la polémica detención policial del profesor Willy Prialé Arias, quien hasta el 2016 fuera el interlocutor entre varias instituciones del Estado y la población indígena. El obispo de Puerto Maldonado, Monseñor David Martínez de Aguirre, hizo un fuerte llamado de atención a las autoridades de la justicia, pues considera que el proceso de detención es completamente injusto.

Prialé, aliado de la convivencia pacífica entre todas las comunidades nativas de la zona del Itsmo, en Fizcarrald, fue intervenido al llegar a Camisea, luego de varios días de navegación en canoa. El delito que se le imputa es el de peculado, tras haber tenido a su cargo la repartición de “kits de abrigo” hace nueve años, en el 2014, y pese a conducir aquella gestión de manera legal y en coordinación con el Ministerio de Cultura.

Sin embargo, su condición de “no habido”, pues vive en una reserva nacional, a varias horas de distancia de la ciudad, hizo que el Poder Judicial lo declare incomprensiblemente reo contumaz y emita una requisitoria en su contra.

“El profesor era un interlocutor de mucha confianza. En el 2014 el Ministerio de Cultura le entrega ropa y abrigo a profesor, ya que era conocedor de la comunidad y podía repartirla. Todo fue conforme. Pero en el 2019 llegan unas notificaciones de Contraloría para una supervisión de los bienes, entregándose el acta en donde consta que el profesor recibió todo”, explicó Monseñor David Martínez de Aguirre.

“Efectivamente, se habían recibido estos kits para entregarse, pero por desconocimiento el profesor no pide ningún cargo al ministerio, y fue pasando el tiempo, hasta que ayer, a las 5 de la mañana, me llaman para decirme que lo han capturado”, relató, sorprendido, el vicario apostólico de Puerto Maldonado.

Sucede, prosigue Monseñor, que el 24 de abril se emitió otra notificación para una audiencia judicial, pero esta no se recibió en ningún momento, por lo que le asignaron al profesor Prialé un abogado del Estado, el mismo que declaró ante un juez que su patrocinado era inubicable, desembocando en su condición de reo contumaz.

“El profesor no sabía nada y aparece una requisitoria. Hago un llamado de atención, es una injusticia que tenga que estar así y por algo que nunca ha hecho”, señaló Monseñor David Martínez de Aguirre.

Detienen injustamente al profesor Willy Prialé en Alto Camisea