viernes. 03.02.2023
Imagen: Radio Madre de Dios
Ciudadano expresando su rabia. Imagen: Radio Madre de Dios

Radio Madre de Dios abordó ayer a comerciantes y amas de casa cada vez más angustiados por la situación política y la escalada de precios en los productos de primera necesidad. Cerca al mercado Modelo, muchos responsabilizaron al Gobierno Central por la extensión de la crisis.

“Estamos prácticamente alejados de los demás departamentos que proveen los alimentos de primera necesidad, así como del combustible. Pero estamos indignados de la indolencia del Estado y las autoridades”, se quejó una pobladora.

“Yo considero que ya no deberíamos aguantar más tiempo, debemos encontrar una solución. El Ejecutivo y los congresistas deben atender el reclamo justo de la población. Ahorita ya me voy a ir a otro lugar, tenemos familias que atender”, comentó, fatigada.

Un comerciante, apostado en su puesto de trabajo, hizo recaer su preocupación en la escasez del combustible. “La situación nos preocupa porque ha subido el precio a 25 soles; y ellos (los griferos) dicen que son libres de vender al precio que les da la gana, nadie dice nada; y la Constitución los ampara”, reclamó.

“Los señores de la Cámara de Comercio no dicen tampoco nada. Hace 3 días no hay nada. La gente duerme acá, las 24 horas están acá por la gasolina”, señaló.

Sobre la situación política, el ciudadano incidió en que se trata de una lucha justa. “Todos sabemos que hay un monopolio de los recursos naturales, no hay para la mayoría. Madre de Dios no ha desarrollado nada en casi 120 años y no es justo. Ni siquiera tenemos un hospital regional de nivel. Por lo que hay una justa razón de lucha. Si no habría una razón, la gente estaría loca”, arguyó.

Los hombres de prensa también padecen la situación. La carga de comentarios negativos hacia los medios de comunicación en medio de las manifestaciones aumentó, desembocándose hasta en ataques físicos o insultos contra los reporteros a nivel nacional, como el encargado de la cadena TV Perú en Puerto Maldonado.

En el décimo noveno día de paro, pobladores se sienten a merced de los especuladores
Comentarios