miércoles. 21.02.2024
Imagen referencial
Imagen referencial

Un nuevo estudio científico que se realizó en Madre de Dios, en el que se evidencia que la actividad minera artesanal es responsable de emisiones de mercurio que están afectando gravemente a los peces de cochas y a nueve comunidades locales aledañas al corredor minero y Parque Nacional del Manu, se dio a conocer recientemente.

El Dr. Adi Barocas, investigador de San Diego Zoo Wildlife Alliance, llevó a cabo el estudio en las comunidades de Boca Colorado, San Juan, Malvinas, Lagarto, Boca Amigo, Laberinto, Boca Inambari, Fortuna y Tres Islas desde el 2017. “Capturamos peces y muestrearlos y examinar sus niveles de mercurio. Las concentraciones de mercurio en peces en áreas protegidas con actividad minera son más altas”, recalcó.

“Los peces en cochas con fuerte actividad minera en las orillas del río registran los más altos niveles de mercurio. A su vez, en áreas de actividad vimos que hay una correlación negativa con los niveles de mercurio en los peces, fuente de alimentación principal de los lobos de río. Donde hay más mercurio en los peces, hay menos probabilidad de encontrar lobos”, comentó Barocas.

Zonas afectadas por mercurio, según estudio de CINCIA. Imagen: Adi Barocas.
Zonas afectadas por mercurio, según estudio de CINCIA. Imagen: Adi Barocas.

En algunas cochas se hace la operación minera en las propias orillas, pese a encontrarse prohibido por la ley, reveló Barocas, mientras que, en otros casos, las áreas afectadas tienen una distancia de 300 metros con las zonas de minería.

“Todo eso es bien cerca, y la emisión de mercurio se hace después de la filtración; es una distancia muy pequeña con el sistema acuático mismo, tiene una influencia bastante fuerte”, aseveró.

Los efectos de estas actividades sobre las personas se demuestran en cuadros de anemia o pérdida de capacidades mentales, como el nivel de memoria o de parendizaje, recordó Barocas, tras señalar que también hicieron entrevistas a las comunidades locales y tomaron en cuenta estudios previos sobre esas mismas áreas.

La investigación fue realizada por el Proyecto de Conservación de Lobos de Río de San Diego Zoo Wildlife Alliance, en colaboración con Wake Forest University y el Centro de Innovación Científica Amazónica (CINCIA), que es un centro de investigación privado que busca promover la capacidad investigativa del medio ambiente y la sociedad, y aplicar este conocimiento para obtener una gestión sostenible.

 

Divulgación sobre estudio

El Dr. Barocas también resaltó que es crucial divulgar los hallazgos científicos sobre los niveles de mercurio en los sistemas acuáticos a la propia población que los padece. De esa manera, indicó, se podrán tomar medidas inmediatas.

“Hay que proporcionarle una protección inmediata a estas cochas o sistemas acuáticos en peligro, que tienen una importancia desproporcional con los sistemas terrestres, porque también la gente local consume sus servicios ecosistémicos, como agua potable y como fuente de proteína”, incidió Barocas.

Foto: San Diego Zoo Wildlife Alliance
Foto: San Diego Zoo Wildlife Alliance

Por ello, concluyó el investigador, este es un problema social más general que uno específico sobre la conservación. “Es algo más grande, hay que dialogar con las personas; por eso nuestros antropólogos hacen talleres donde comunican los resultados del proyecto de manera gráfica. Nuestra esperanza que con el tiempo no sean solos los niños en el colegio que aprendan, sino que llegue a la gente adulta, que tome las decisiones”, declaró.

Nueve comunidades en Madre de Dios, en peligro por alto nivel de mercurio en peces