jueves. 22.02.2024
Imagen referencial. Foto: PNP.
Imagen referencial. Foto: PNP.

A pesar de las acciones del Estado por enfrentar la minería ilegal en el sector denominado como “La Pampa”, ubicado en la zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional Tambopata, entre los kilómetros 98 y 110 de la carretera Interoceánica, la presencia de maquinaria y mineros ilegales se ha incrementado hasta en un 400 % en los últimos dos años, según un reciente informe del Proyecto Monitoreo de la Amazonía Andina (MAAP).

A través de imágenes satelitales, registradas entre agosto y octubre de 2021, se identificaron 148 dragas de mineros ilegales dispersas en esta zona deforestada por la minería ilegal. Uno de los intentos para erradicar la mencionada actividad ilegal en “La Pampa” fue el operativo “Mercurio”, iniciado en febrero de 2019, durante el Gobierno del expresidente Martín Vizcarra. Se declaró en Estado de emergencia los distritos de Tambopata, Inambari, Las Piedras y Laberinto de la provincia de Tambopata.

Vale recordar que conforme al reporte 104 del MAAP de 2019, gracias a las interdicciones ejecutadas por la Policía Nacional del Perú (PNP), Fuerzas Armadas y el Ministerio Público se disminuyeron las áreas deforestadas por los mineros ilegales durante los seis primeros meses del operativo. Sin embargo, la crisis política y la llegada de la pandemia frenaron los avances conseguidos. En julio de 2021, el entonces presidente Francisco Sagasti aprobó el “Plan Restauración”, que tenía como objetivo continuar con las acciones realizadas en el operativo “Mercurio”.

Desde entonces, se ha intentado realizar operativos que no han tenido los resultados esperados, ni cercanos a los registrados en el operativo “Mercurio”. Sin embargo, el número de funcionarios involucrados en las operaciones para controlar la minería ilegal es menor a comparación de 2019, que en sus primeros catorce días de la fase de intervención tenía 1200 policías, 300 militares y 70 fiscales, todos ellos trasladados con el objetivo de erradicar esta actividad ilegal.

En Actualidad Ambiental se alertó que en Madre de Dios la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental (FEMA) solo tenía a dos fiscales para desarrollar las labores en campo (interdicción), además de las diligencias en despacho y las labores propias en audiencias. Tres fiscales menos a comparación de 2022.

Esta situación llevó a que el número de mineros, maquinaria y equipos utilizados para la minería ilegal aumenten en los últimos dos años en “La Pampa”. El proyecto MAAP identificó 598 dragas, en agosto de 2023. Esto significa un incremento de más del 400 %. Considerando el número y tipo de dragas encontradas, los especialistas del Proyecto Monitoreo de la Amazonía Andina aplicaron un factor de conversión que estimaba a cuatro personas operando en cada una de las dragas. En 2021, se estimaron 592 mineros ilegales, mientras que para el presente año un total de 2392.

Incrementa el número de pozas activas

Otra de las revelaciones de las imágenes satelitales son el incremento de pozas residuales, donde se concentran sedimentos removidos del suelo y elementos contaminantes utilizados durante la extracción del oro, como el mercurio. En el análisis realizado, se puede determinar si una poza está activa de acuerdo con el color: cremas cuando están activas, por la constante remoción de sedimentos; y verde azulado, producto de la aparición de algas colonizadoras al no haber actividad en la poza.

Al observar la cantidad de pozas de color crema, se estimó, en 2021, una superficie de 788 hectáreas de pozas activas. Para agosto de 2023, las pozas alcanzaron un área de 2,550 hectáreas, el triple en apenas dos años.

Minería ilegal en “La Pampa” se incrementó cuatro veces más en los últimos dos años