Continúa controversia territorial con Puno

Propuesta presentada por la Presidencia de Consejo de Ministros estaría perjudicando a nuestra región, haciendo que se pierdan localidades como Palmeras y Loromayo.

744
0
Compartir
Propuesta de delimitación presentada por la Presidencia de Consejo de Ministros.

El problema limítrofe con Puno continúa en debate por no llegar a consensuar una propuesta que beneficie a ambas regiones. La delimitación presentada por la Presidencia de Consejo de Ministros fue desestima por el gobernador y el Consejo Regional, siendo este un requisito indispensable para suscribir un acta de demarcación.

Ante esta situación, Javier Quispe Castro, subgerente de Acondicionamiento Territorial del Gobierno Regional de Madre de Dios, señaló que su institución viene solicitando que se realicé un nuevo grupo de trabajo para presentar una propuesta de delimitación e instó a la población que actualmente vive en la zona en disputa no alarmarse.

“En tanto el Consejo Regional (de Madre de Dios) rechace la propuesta de la Presidencia de Consejo de Ministros no se va a suscribir ninguna ley, y hasta que no exista una ley el límite no está establecido”, indicó el funcionario, quien precisó que este es un problema que se viene presentando desde años y gestiones anteriores, cuando ambas regiones presentaron sus propuestas de delimitación.

La de Madre de Dios, contempla desde el paraje Astillero y considera como límite geográfico el río Chaspa. Esta delimitación es fundamentada por la existencia de pobladores de las comunidades Chaspa Baja, Chaspa Alta y Loromayo; que en su mayoría tienen documento de identidad del distrito de Inambari.

Por su parte, la propuesta del Gobierno Regional de Puno es una línea recta imaginaria que inicia en el paraje Astillero hasta Chaspi, que se encuentra en el río Imbari; posicionando a los centros poblados de Dos de Mayo, Mazuko, Palmera, Kotsimba, entre otros en territorios, en la región vecina.

El funcionario indicó que la delimitación presentada por Puno, y que fue en su momento aprobada por la Dirección Nacional Técnica de Demarcación Territorial de la Presidencia del Consejo de Ministros, contrapone la Ley Nº 26349, en el año 1994, que traslada la capital del Distrito de Inamabari al centro poblado de Mazuco.

Agregó que la propuesta de Puno además de exagera es inviable, pues representaría una línea divisoria que “cruza quebradas y ríos”. “En la vida yo voy a imaginar que voy a hacer una línea recta hasta Villa Santiago. Por qué no hicieron una delimitación si quiera hasta Loromayo, respetando el límite de Mazuco”, manifestó.

Por último, con respecto a la paralización regional que realizará el departamento de Puno el 22 y 23 de noviembre, en el que exigen al presidente Pedro Pablo Kuczynski definir la demarcación territorial con Madre de Dios, Quispe Castro añadió que nuestra región tiene mayores sustentos para iniciar una medida de fuerza, pues somos los más perjudicados.

Comments

comments

No hay comentarios