martes. 28.05.2024
Foto: CINCIA
Foto: CINCIA

El director nacional del Centro de Innovación Científica Amazónica (CINCIA), César Ascorra, recalcó la importancia de reforestar las áreas degradadas por la minería ilegal y restablecer los llamados servicios ecosistémicos. “Un área degradada tiene el impacto de acabar con toda la cobertura de árboles, modificar los suelos y permitir las fosas mineras, por eso estamos tratando de diseñar formas de intervenir estos espacios”, declaró. 

Entre las ideas para cumplir dicho objetivo, Ascorra mencionó que “una de las formas es trabajar con los concesionarios mineros formales para que apliquen la tecnología desarrollada por nosotros en las prácticas cotidianas de explotación”. “También incidir a los gobiernos compradores de nuestro mineral para que definamos estándares para comercializar el oro. No puede ser solo la ley salvaje del mercado, donde todo lo que tiene precio se vende sin importar cómo”, dijo Ascorra. 

Como experiencia previa, el director de CINCIA refirió que en Madre de Dios se ha probado la reforestación 'piloto' de 42.5 hectáreas. “Sí es posible establecer una cobertura vegetal que trae y brinda servicios ecosistémicos. La naturaleza nos da los servicios ecosistémicos, como la regulación del clima, el ciclo hídrico, la polinización, etc. No todos están cuantificados, pero son importantes para la vida”, mencionó Ascorra. 

Respecto a zonas como La Pampa, Ascorra afirmó que “el costo de trabajar una hectárea no baja de los 6000 dólares, y requiere de una preparación y proceso posterior a la plantación”. “Al trabajar con la mejor tecnología, se va avanzando con la explotación minera, pero se va cerrando las minas que se van dejando luego de ser explotadas”, añadió. 

CINCIA y su trabajo de reforestación en zonas degradadas por la minería ilegal