Presentan resultados de proyecto que vinculó a los sectores agrarios, mineros y nativos

El proyecto, ejecutado por Cáritas Madre de Dios, benefició a agricultores, concesionarios mineros en proceso de formalización y comunidades nativas de la región.

356
0
Compartir

El martes 16 de mayo se realizó el evento de cierre del proyecto “Respuestas Pacíficas para el Manejo Inclusivo y el Uso Equitativo del Territorio – PERIMETERS” implementado por Catholic Relief Services (CRS), ejecutado por Cáritas Madre de Dios con el apoyo de la Comisión Episcopal de Acción Social (CEAS) y financiado por USAID, que durante dos años benefició a 9 asociaciones agrícolas, 9 comunidades nativas y 32 concesionarios mineros en proceso de formalización.

Este proyecto tuvo como principal objetivo fortalecer el diálogo entre los sectores agrarios, mineros y nativos de nuestra región para la resolución de conflictos que se puedan presentar debido a la superposición de derechos, y juntos construir propuestas para ser presentadas a las autoridades.

Otro de los objetivos de este proyecto fue la implementación de planes de vida, que consiste en la gestión de recursos y territorio por las mismas comunidades. Estos planes fueron implementados mediante talleres y acompañamiento a los miembros de las comunidades.

Según indicó Tatiana Cotrina, gerenta del proyecto y miembro de CRS, los planes de vida suponen un cambio de paradigmas ya que busca que la construcción sobre el modelo de desarrollo sea generada desde las mismas comunidades y no desde afuera.

“Me parece que esto es un gran aporte. Siento que los planes de vida deberían ser tomados por las autoridades como una herramienta que les puede ayudar a construir los planes de desarrollo a nivel local, regional y nacional”, señaló Cotrina.

Además, Cotrina informó que el proyecto ha implementado 21 fondos semillas para impulsar las actividades productivas que las comunidades eligieron dentro de sus planes de vida. Asimismo, resaltó el trabajo de empoderamiento realizado con las mujeres, superando el 50% de participación femenina.

Por su parte, Juan Carlos Navarro Vega, secretario general de Cáritas Madre de Dios y coordinador de campo del proyecto, señaló que se trabajó en 21 sectores de nuestra región abarcando un rango de acción desde la comunidad nativa de Palma Real en el bajo Madre de Dios, hasta Puerto Luz en el Manu, y la provincia de Tambopata en los distritos de Laberinto e Inambari.

Navarro Vega señaló que este proyecto deja como desafíos la implementación de los planes de vida en forma conjunta con el Estado.

“Hay actividades que debemos trabajar de forma conjunta con el Estado porque ellos son los principales actores que deben invertir en las comunidades. Es un trabajo a largo plazo. Hay temas de cómo mejorar los temas de salud, educación, servicios básicos, el tema productivo e, incluso, el de organización que falta fortalecer”, agregó Navarro Vega.

Asimismo, el secretario general de Cáritas Madre de Dios, aseguró que seguirán trabajando diversos temas del proyecto con las comunidades, no perdiendo la conexión con los beneficiarios hasta encontrar otras fuentes de financiamiento.

Cabe resaltar que los beneficiarios del proyecto, a través de sus intervenciones en el evento, se mostraron satisfechos con el trabajo realizado y coincidieron en que este tipo de labores deberían ser implementadas por el Estado, pero que esta oportunidad abre un camino para buscar el desarrollo de sus comunidades.

No hay comentarios