Bioblitz 2019 reunió a estudiantes para conocer mejor la biodiversidad de Madre de Dios

Distintas instituciones educativas de Madre de Dios participaron del taller Bioblitz 2019, al lado de varios especialistas convocados por ACEER y National Geographic

202
0
Compartir
Foto: Difusión.

Decenas de alumnos de distintas instituciones educativas de Madre de Dios participaron del taller Bioblitz 2019, al lado de varios especialistas convocados por ACEER y National Geographic, que han ayudado a los estudiantes a comprender el medio natural, aprender a hacer investigación y a aplicar técnicas para poder realizar una buena clasificación de especies.

De acuerdo a Carmen Chávez, directora de programas de Perú de ACEER, tener al alcance de la mano un celular nos puede permitir aprender mucho más sobre nuestro entorno. A través de iNaturalist, creación de unos científicos y biologos californianos, cualquier usuario puede aprender e identificar por medio de fotografías distintas especies que encuentre quehacer diario.

Con esta aplicación basta subir las fotografías a la red para que diferentes científicos y biólogos de todo el mundo ayuden a la identificación de las especies halladas.

Entre los objetivos de estas jornadas también está que los jóvenes se puedan conectar, en algún caso por vez primera, con la naturaleza, que presten atención a su alrededor. Se ha contado en el evento con diez especialistas en aves, insectos, anfibios, reptiles, lepidopteros, macroinvertebrados y hongos.

Para los niños, según nos ha explicado la alumna del colegio Santa Rosa, María de los Ángeles, ha sido una extraordinaria experiencia para aprender a relacionarse con la naturaleza y entre los propios alumnos.

Emocionada, comentó cómo en este evento aprendió a fotografiar las distintas partes de un animal, o a interesarse por la recuperación de los espacios naturales perdidos y la sensibilización por el entorno en el que vivimos.

El fundo Kerenda Hornet fue el lugar elegido para el segundo día de taller. Víctor Zambrano, el administrador, explicó, con la pasión que le caracteriza al momento de hablar de su lucha por la conservación de la biodiversidad, cómo el potrero que en su día fue este lugar ubicado en el Corredor Turístico Tambopata con el paso de los años y gracias a mucha dedicación y trabajo, se convirtió en un bosque con presencia de multitud de especies, tanto animales como plantas.

Un entorno donde se consiga recrear un ecosistema en el que convivan plantas y animales. Un lugar que se pueda enseñar y ofrecer para ayudar a educar a muchos más estudiantes.

Comments

comments

No hay comentarios