Suscriben acuerdo para evitar deforestación en la reserva Tambopata

Sernanp y AIDER promueven actividades económicas sostenibles en área natural protegida.

78
0
Compartir
Foto: Agencia Andina

El Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por Estado (Sernanp) firmó un convenio con la Cooperativa Tambopata Candamo (Coopaser) para evitar la deforestación de la Reserva Nacional Tambopata, ubicada en la región Madre de Dios.

Sernanp destacó que el involucramiento de las poblaciones locales y los diversos actores en la gestión de las áreas naturales protegidas es una estrategia que impulsa para la conservación efectiva de estos espacios únicos.

En ese sentido, Sernanp informó que gracias al trabajo conjunto con el Ejecutor del Contrato de Administración de la Reserva Nacional Tambopata y el Parque Nacional Bahuaja Sonene, la Asociación para la Investigación y Desarrollo Integral (AIDER) se ejecuta el Proyecto REDD+Tambopata-Bahuaja Sonene con el apoyo de<l fondo financiero Althelia Ecosphere.

Este proyecto que busca impulsar iniciativas de monitoreo biológico e investigación para crear un ambiente social favorable para el desarrollo de estas áreas naturales protegidas, no sólo promueve actividades sostenibles que hagan frente al avance de la deforestación generada por el cambio de uso del suelo en ambas áreas protegidas y sus respectivas zonas de amortiguamiento, sino también consolida los acuerdos de conservación y el fortalecimiento de la gobernanza ambiental, control y vigilancia territorial estos ámbitos.

En este escenario, el proyecto ha logrado el involucramiento de actores locales para consolidar actividades económicas sostenibles, generándose como resultado la creación de la Cooperativa Tambopata Candamo (Coopaser) conformada por más de 350 agricultores, que se han convertido en actores clavepara hacer frente a la deforestación y para la recuperación de áreas degradadas.

Para el 2020, el Proyecto REDD+Tambopata-Bahuaja Sonene plantea la instalación de 4,000 hectáreas de sistemas agroforestales cuyo eje central de cultivo es el cacao fino y aromático asociado con especies agrícolas temporales como el plátano y especies forestales permanentes como el ishpingo y la caoba, contribuyendo así a las metas de restauración de los bosques peruanos en el marco de la “Iniciativa 20×20” del World Resources Institute y el Gobierno del Perú. Cabe resaltar que el proyecto está validado y verificado bajo los estándares Verified Carbon Standard (VCS) y Climate Community and Biodiversity.

Comments

comments

No hay comentarios