Rescatan a dos menores bolivianas secuestradas por madereros

Las adolescentes fueron encontradas en el Fundo Miraflores con signos de abuso sexual y una de ellas está embarazada.

839
0
Compartir
Foto: El Comercio

Agentes de la División de Investigación Criminal rescataron ayer a dos hermanas adolescentes (de 11 y 13 años), que habían sido secuestradas en la localidad de Pando, en Bolivia, y luego trasladadas al fundo Miraflores, ubicado en la comunidad de Piñal, Madre de Dios.

Hace 15 días, los esposos Rosa Peralta Pitivay y Javier Méndez Pinto, ambos de nacionalidad boliviana, llegaron a Puerto Maldonado para denunciar la desaparición de las menores. Según detallaron a este Diario, ambas fueron llevadas con engaños hacia Puerto Maldonado, desde su comunidad situada en la frontera Perú – Bolivia, por el boliviano Daniel Didivay Camoconi y el peruano Benjamín Huamaní Quispe.

La policía constató que Didivay y Huamaní, ambos taladores de madera, mantenían a las adolescentes en el fundo Miraflores, a la altura del kilómetro 68 de la vía Interoceánica, y las hacían pasar como sus esposas.

Este último fin de semana la policía corroborar que las menores estaban en el campamento maderero sin poder salir del lugar.

Personal de la policía y del Ministerio Público tuvo que caminar casi dos horas por una trocha para llegar a la comunidad del Piñal. Las chicas estaban bajo la custodia de una mujer identificada como Federica Rojas Huamán, quien sería propietaria de los arboles maderables talados.

En seguida, Daniel Didivay Camoconi y Benjamín Huamaní Quispe fueron sorprendidos cortando madera en la espesura del bosque. La policía los detuvo. El examen a cargo del Instituto de Medicina Legal de la Fiscalía de Puerto Maldonado arrojó que las dos menores habían sido violadas y que una de ellas estaba embarazada.

Los padres de las menores fueron informados por unos madereros de la frontera que ellas habían sido vistas en Puerto Maldonado. Incluso en su cuenta de Facebook, Daniel Didivay tenía publicada una foto donde aparecía abrazado de la adolescente de 13 años. También había imágenes de la ciudad de Puerto Maldonado.

“Pido justicia al Estado para que a estos desgraciados les caiga todo el peso de la ley”, dijo muy la madre de las víctimas, Rosa Peralta Pitivay.

Comments

comments

No hay comentarios