Reconocen iniciativa de turismo sostenible como Área de Conservación Privada

La empresa de turismo “Tambopata Ecolodge” recibió este reconocimiento convirtiéndose así en la décimo novena Área de Conservación Privada que existe en Madre de Dios.

836
0
Compartir
Imagen: Conservamos por Naturaleza

La conservación de la Amazonía también es una actividad económica sostenible. A eso se ha dedicado por 25 años Rolando Sota y Tambopata Ecolodge, empresa de turismo ubicada muy cerca de la Reserva Nacional Tambopata de la que es gerente. Hace poco esta iniciativa de ecoturismo fue declarada área de conservación privada (ACP).

“Este reconocimiento nos ha llenado satisfacción luego de un trabajo de seis años desde el primer intento de ser área de conservación privada”, aseguró Sota luego de publicada la resolución en el diario oficial El Peruano. “Para nosotros, la concepción siempre ha sido de conservar la mayor cantidad posible de tierras y eso es fruto de 25 de trabajo”, remarcó el gerente de Tambopata Ecolodge.

Esta empresa dedicada al ecoturismo da empleo fijo a unas cincuenta personas y reciben unos seis mil turistas al año en sus instalaciones ubicadas a dos horas desde la ciudad de Puerto Maldonado. Con el nombramiento del Ministerio del Ambiente como la ACP número 19 de Madre de Dios (la región peruana con más ACP, le sigue Cusco con 18), Tambopata Ecolodge se convierte también en el área de este tipo más grande a nivel nacional que no es parte de tierras comunales.

Con más de mil hectáreas destinadas a la conservación del bosque húmedo tropical, Tambopata Ecolodge apunta a fortalecer la conservación con sus vecinos (sectores Condenado y Sachavacayoc) y alianzas con otras empresas de turismo en la zona para generar corredores ecológicos.

“Nos gustaría compartir esta experiencia de conservación privada con las demás empresas que operan cerca de la Reserva Tambopata. Esperemos que Madre de Dios siga liderando las cifras nacionales de conservación privada, pese a que en esta región hay grandes problemas por la titularidad de las tierras”, subrayó Rolando Sota.

Actualmente Tambopata Ecolodge invierte unos s/ 120 mil anuales para monitoreo y mantenimiento de sus instalaciones entre el territorio de la ACP y su concesión para conservación. “Aun así, para nosotros esta inversión retorna de muy diversas formas. Por ejemplo, han regresado los mamíferos grandes, se ha visto jaguar con mucha frecuencia, y hemos detectado al interior de la concesión colpas de huangana y sachavaca”, declaró Sota.

Comments

comments

No hay comentarios