Cinco bandas de sicarios se disputan oro ilegal de La Pampa

1004
0
Compartir
La Pampa.
Imagen referencial: Inforegión.

En La Pampa, una zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional de Tambopata (Madre de Dios) existe una denominada ‘guerra de sicarios’ entre bandas que tienen sus centros de operación en ese lugar donde se ejerce la minería ilegal. Esta disputa territorial ha cobrado más de 20 asesinatos en lo que va del año, de acuerdo con fuentes del Ministerio del Interior.

Según documentos de la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri), serían cinco las bandas delictivas que están librando esta dispu­ta por ejercer el dominio y control de estas zonas, pese a las permanentes operaciones que realiza el gobierno.

Los asesinatos de Hugo Mario Crispín Jancco, ‘Primo’, y de Nelson Vilca Alarcón, ‘Chango’, ambos integrantes de la organización Los Malditos de La Pampa, permitió establecer que estas organizaciones criminales comenzaron a traspasar las fronteras de unos y otros para apoderarse del oro que extraen los ‘empresarios’ que operan en el lugar.

Los cuerpos acribillados fueron encontrados el 17 de abril pasado sobre matorrales, en la margen izquierda del Km. 107 de la vía Interoceánica Puerto Maldonado-Mazuco.

“Tuvimos que ingresar por una trocha que conduce hacia la zona de La Peña, sector de Mega 15 y otros sectores de la zona de amortiguamiento de la Reserva Natural de Tambopata, donde se efectúan actividades de minería ilegal”, reveló un agente del Departamento de Investigación Criminal de Madre de Dios.

Nelson Vilca habría sido asesinado por Lenin Martel Espinoza, ‘Ceviche’, un sicario que estaría operando bajo las órdenes de una banda denominada Los exterminadores de guardia.

Cada vez que los integrantes de estas organizaciones ingresan a territorio enemigo hay muertos, asegura María, la esposa de Nelson Vilca.

MÁS BANDAS

Las autoridades han identificado también a otras bandas que tratan de tomar el poder en La Pampa. Una de ellas es encabezada por un sicario llamado ‘Crespo’. Este grupo también secuestra y explota sexualmente a mujeres jóvenes que son llevadas desde Cusco y Pucallpa.

De acuerdo a informes de inteligencia policial, otros dos grupos son liderados por ‘Picolo’ y ‘Paisita’. En ‘Mega 14’ y ‘Mega 15’, donde está prohibida la actividad de minería artesanal y pequeña minería, ronda el temor y la muerte, asegura un efectivo de la comisaría de Mazuco.

Se calcula en cerca de dos mil personas las que se han instalado en el lugar, según representantes del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Sernanp).

“Las zonas de Panterita y Fofoca, donde se vende insumos para la minería y combustible, se están llenando de bares y prostíbulos y ahí llegan los sicarios armados con fusiles y pistolas”, agrega.

Son bandas que han ido migrando por la fiebre del oro. Llegaron desde la capital y se convirtieron en protectores de los mineros que trabajan en la zona. Pero ahora ya comenzaron a exigir un reparto del botín. “Quienes se oponen son asesinados”, advierte un detective.

Fuente: Diario La República.

Comments

comments

No hay comentarios