Buscan a un comunero del río Piedras tras un encuentro con indígenas aislados mashco-piro

Nada se sabe de Héctor Sandoval, quien salió a pescar en compañía de un menor de edad. El niño logró llegar a la comunidad de Monte Salvado y alertar del suceso. En el lugar se hallaron huellas, tanto de los aislados como de Sandoval, así como restos de sangre según reporta el Ministerio de Cultura. La búsqueda continúa.

1176
0
Compartir
Foto: Andina / Difusión

Por: CAAAP / Radio Madre de Dios

El río Piedras fue ayer, nuevamente, el escenario de un encuentro con indígenas aislados del pueblo mashco-piro. El suceso ocurrió en horas de la mañana, luego de que un comunero de Puerto Nuevo saliera a pescar en compañía de un menor de unos 10 años de edad. “De acuerdo al reporte del personal del Ministerio de Cultura y de la FENAMAD que se encuentra en la zona, un niño que salió en la mañana a pescar con el señor Héctor Sandoval regresó hacia el mediodía solo a la comunidad (de Monte Salvado) y alertó sobre un encuentro con indígenas mashco-piros. Inmediatamente se armó un equipo de los agentes de protección tanto del MINCUL como de la FENAMAD, quienes se dirigieron hacia el río Lidia Grande para poder verificar los hechos y poder prestar auxilio al señor Sandoval”, detalló Nancy Portugal, directora de Pueblos Indígenas en Aislamiento y Contacto Inicial del Ministerio de Cultura.

La funcionaria del MINCUL, quien fue entrevistada en Radio Madre de Dios, explicó que la comisión que realizó la primera búsqueda, reportó a su retorno haber llegado hasta el sector donde constataron la presencia de huellas, tanto de indígenas aislados como del propio Héctor Sandoval, así como algunos restos de sangre. “Esto son indicios de que pudo haber algún impacto de flecha”, comentó Portugal. Se espera, a lo largo del día de hoy, contar con mayores informaciones. “En estos momentos en Monte Salvado está nuestro especialista indígena, así como cuatro agentes de protección del Ministerio de Cultura y seis agentes de protección de FENAMAD”, cuantificó la directora de PIACI resaltando que la comunicación entre MINCUL y FENAMAD es fluida y constante para realizar acciones de forma coordinada.

Asimismo, desde el Ministerio ya se barajan estrategias de atención a la población de la zona, pero todavía no se toman decisiones concretas a la espera de mayores informaciones que deben reportar hoy día los agentes de protección. “Evidentemente tenemos que adoptar protocolos de seguridad sanitaria en el marco de esta emergencia, y eso implica obviamente evaluar, frente a los hechos que están sucediendo, una mirada orientada a salvaguardar la seguridad de la comunidad”, afirmó Portugal, “por ejemplo, ya estamos coordinando el tema del abastecimiento del puesto de control y vigilancia, en lo relativo a víveres y combustible. No se puede abastecer de manera regular y, para ello, se ha diseñado un protocolo específico para ver cómo van a llegar esos víveres, cómo desinfectar, limpiar… Todo se va a ir evaluando, pero necesitamos ahora el reporte actualizado de la búsqueda para comenzar a coordinar con las autoridades y poder atender a la población”.

El Ministerio de Cultura está evaluando, en estas primeras horas tras el encuentro, “todos los escenarios posibles”. Por eso, todavía no se tiene claro si se adoptará la misma medida que se tomó el último mes de octubre, cuando toda la comunidad de Monte Salvado fue evacuada a Puerto Maldonado luego de que unos 100 indígenas aislados ingresasen en la comunidad. “El año pasado fue muy diferente. Entonces ingresaron a la comunidad, ahora se ha dado un encuentro en el río, a media hora de camino de la comunidad”, diferenció la directora de PIACI. Respecto al sentir de la población local también reconoció que “está asustada”, algo que siempre ocurre luego de este tipo de situaciones.

En lo referente al grupo de indígenas mashco-piro que se trasladan en la zona del río Piedras, Portugal asegura que no sería el mismo que, habitualmente, sale a las playas del río Alto Madre de Dios desde el año 2011: “Las características de la población que se presenta frente a Diamante es muy diferente a los que se presentan en Monte Salvado. Tienen rasgos distintivos tanto en lo referente a los adornos que utilizan como a su corte de pelo, por ejemplo. Así que claramente son dos grupos diferentes.

Igualmente, desde Radio Madre de Dios se le preguntó al respecto de las supuestas actividades ilegales (narcotráfico y extracción de madera) que podrían estar presionando a estas poblaciones aisladas, ante lo cual la directora de PIACI respondió: “Ahora nosotros no tenemos información de que haya actividades ilícitas al interior de la Reserva y del Parque Nacional, que son la zona de tránsito de esta población, no tenemos información que pudiera condicionar a que esta población se esté moviendo o desplazando más por presiones de terceros ilegales en su territorio. Es una posibilidad, sí, por eso el monitoreo es permanente, pero la presencia de estos pueblos en la zona son regulares, siempre se han dado porque es parte del territorio donde ellos se desplazan”.

Comments

comments

No hay comentarios