Baja producción de castaña afecta a unas 5 mil personas dedicadas al pelado de ese fruto

Peladores de castaña sufren por la caída del 80% de la producción del 2017. Especialista asegura que el principal factor de la baja producción es el cambio climático.

486
0
Compartir
Foto: Agencias Andina

La caída de aproximadamente el 80% de la producción de castaña viene afectando a miles de familias en la región. Los recolectores y concesionarios castañeros sufrieron esta baja durante la zafra de este año, pero son las personas dedicadas al pelado de castaña quienes vienen siendo golpeadas durante estos meses.

Según indicó Gilber Martínez, coordinador del Proyecto Castaña del Fondo de Promoción de las Áreas Naturales Protegidas del Perú (Profonanpe), unas 5 mil personas en la región dependen del pelado de castaña, las cuales han visto perjudicado el ingreso económico que percibían por esta actividad.

“(La caída de la producción) ha afectado a muchas familias y se está sintiendo en la actualidad. En los meses de marzo y abril no se estaba viendo el impacto, pero ahora, en los meses de julio y agosto, sí se está sintiendo, porque hay personas que se dedican al pelado de castaña -que son principalmente madres de familia-que dependen de esta actividad, que normalmente ayudan en la economía familiar y que de agosto a diciembre no tendrán ese ingreso extra”, manifestó Martínez.

El especialista señala que el principal factor de la baja en la producción de castaña es el cambio climático. Según indicó, la sequía sufrida el año pasado en la Amazonía afectó el proceso biológico de la planta.

Conservar los castañales

Gilber Martínez manifiesta que a nivel institucional y gubernamental “hay mucho escepticismo de las autoridades” para realizar esfuerzos que fortalezcan la producción de castaña.

“Es a nivel de las organizaciones privadas que hay un esfuerzo por motivar temas de reforestación, de manejo y conservación de los bosques, y de mejorar las condiciones de trabajo en los castañales”, señala.

“Todo esto no va a dar frutos en el corto plazo, ya que una castaña demora en producir entre 15 a 18 años, y con eso empezaría a haber un ingreso económico debido a la producción. Pero, lamentablemente, debido a los efectos del cambio climático, del crecimiento poblacional, del desarrollo que nosotros propiciamos en nuestro mundo occidental con construcción de carreteras y apertura de chacras, se está afectando el bosque castañero”, agrega Marínez.

El coordinador del Proyecto Castaña de Profonanpe manifestó que con las quemas de chacras se está ahuyentando a los polinizadores que son los principales actores que garantizan la producción de castaña.

El trabajo de Profonanpe

El Proyecto Castaña de Profonanpe es una iniciativa que tiene como objetivo mitigar la deforestación en las concesiones castañeras de la región. Actualmente trabaja en el ámbito de Planchón hasta Alerta en ambos márgenes de la carretera Interoceánica.

Este proyecto beneficia a más de 500 castañeros con los que se implementan acuerdos de conservación en sus concesiones basados en el aprovechamiento de la castaña. A través de este mecanismo, Profonanpe da incentivos a los concesionarios para la elaboración de expedientes técnicos, la instalación de parcelas agroforestales y la vinculación de nuevos mercados.

“Estamos generando una dinámica diferente de desarrollo en los castañales, pero basado en el aprovechamiento de la castaña”, sentenció Gilber Martínez.

Comments

comments

No hay comentarios