‘Madre de Dios, los condenados de la tierra’ llega a Lima este 7 de julio

“El tema es una conjunción. No se puede hablar sobre trata si no se habla de minería ilegal, si no se habla de deforestación, y si no se habla de contaminación del medio ambiente y de las personas", explica Barrantes en una entrevista a radio Madre de Dios.

1399
0
Compartir
Minería ilegal
Foto: China Barrantes

‘Madre de Dios, los condenados de la tierra’, muestra fotográfica de Carmen ‘La china’ Barrantes, no solo quiere exponer la trata de personas, sino también la minería ilegal, la deforestación y la contaminación que se expanden cotidianamente a sus anchas en nuestra región.

“El tema es una conjunción. No se puede hablar sobre trata si no se habla de minería ilegal,  si no se habla de deforestación, y si no se habla de contaminación del medio ambiente y de las personas”, explica Barrantes en una entrevista a radio Madre de Dios.

Su obra ya recorrió salas internacionales, como las de Cuba y Noruega. Su nombre hace alusión a la visión que tiene su autora sobre Madre de Dios como destino.  “Yo siento que Madre de Dios es como una zona donde viven las personas que están condenadas a no tener un mejor destino”, señala la fotógrafa.

A Barrantes le sorprendió encontrarse con una población multicultural en nuestra región. “He vito que vienen de otros lados aquí, a buscar un mejor destino”, comenta la artista, quien aclara que esta mixtura de culturas es grata, pero preocupante, pues son personas que llegan hasta aquí, porque esta es la última oportunidad para buscar sus caminos.

China Barrantes en Madre de Dios
China Barrantes en RAdio Madre de Dios.

MINERÍA ILEGAL Y TRATA

Lo que Madre de Dios provoca en la fotoperiodista es una mezcla de placer y dolor que puede percibir cualquiera que resida en estos parajes y que apunte el ojo crítico sobre lo que esconde nuestra selva.

“Madre de Dios empuja todo mis botones. Los viajes por el río son una experiencia sublime, pero este paraíso esconde detrás los últimos escalones del drama humano del Perú que te llevan a una indignación total”, reflexiona.

Barrantes hace alusión a las menores víctimas de la trata de personas. “Te encuentras con una niña de 13 años en condiciones paupérrimas que valora esas condiciones de explotación solo porque mejor que en su hogar, porque come tres veces al día, porque no tiene frío”, enfatiza la fotógrafa.

No le tiembla la voz para señalar que la minería ilegal e informal es quien demanda estos servicios sexuales que incentivan la trata de personas, pero también se encarga de criticar a quienes satanizan a toda la región como un lugar “lleno de criminales”.

La muestra de Barrantes se presentará en la sala Pizarro del Congreso de la República del 7 al 12 de julio.  Por lo pronto, busca que los protagonistas también atisben su trabajo: “Tengo la obligación moral de traer las imágenes a Puerto Maldonado”.

Comments

comments

No hay comentarios